Descripción/Description
Fotos/Picures:
Ciudad/City
Caracas
ubicacion/location
Urbanización Altamira
proyecto/project
2002-2003
construcción/construction
2003
superficie terreno/site m2
676
área construcción/constructed m2
995
cliente/client
Oficina de Representación Institucional del Gobierno de Canarias en Venezuela
responsable del proyecto/project leader
Arq. Franco Micucci; Arq. Silvia Expósito
equipo de trabajo/project team
Arq. Jaime Méndez; Arq. Cristina Diez; Arq. Yesenia Teles;
Oficina de representación institucional del gobierno de canarias
Representative offices for the canary government in venezuela
Caracas
2002-2003

El proyecto implicaba la adecuación de un edificio pre-existente con el objeto de ser transformado en una oficina representativa del Gobierno de Canarias en Venezuela. En ese sentido la imagen de la edificación debía ser redefinida con el objeto de garantizar un frente público de mayor nobleza, dotado de espacios abiertos y una expresión de fachada mucho más austera en cuanto a su elaboración formal y tectónica. El espacio de acceso se ha concebido como una plaza, la cual cuenta con un control de acceso al público y caseta de vigilancia, así como dos portones en los extremos laterales, tanto para el garaje como para el acceso al salón de usos múltiples. Dicho espacio ha sido concebido a modo de plaza por cuanto servirá como área de espera para visitantes, en la cual se pretende incorporar vegetación a través de un pavimento que pueda combinarse con el césped, así como objetos de mobiliario urbano tipo astas de bandera o bancos, incorporados en el diseño del muro de fachada exterior. La imagen del edificio resultante aspira a representar elementos comunes de la arquitectura canaria y la venezolana tales como la pureza geométrica del volumen, austeridad de los muros blancos de la fachada con la piedra del basamento, el espesor de los elementos del cerramiento, la creación de tamices de luz tanto en horizontal como vertical. OFICINA DE REPRESENTACIÓN INSTITUCIONAL DEL GOBIERNO DE CANARIAS

The project involved adapting a pre-existing building to be transformed into an office for the representative of the Canarian Government in Venezuela. In this sense the image of the building should be redefined in order to ensure a public front of noble status endowed with open spaces and a much more austere looking facade in terms of formal and tectonic development. The entrance is designed as a plaza, which has a public access control and security booth, and two side gates on both ends for the garages and the access to the multiple use hall. This space has been designed as a square because it will serve as a waiting area for visitors, which is intended to incorporate vegetation through a floor that can be combined with grass, and urban furniture items such as flagpoles or benches incorporated into the design of the exterior wall. The resulting image of the building aims to represent common elements of the Canarian and Venezuelan architecture such as the geometric purity of volume, austere white facades with a stone base, the thickness of the cladding elements, the creation of stripes of light both horizontally and vertically.